El entorno

 

El municipio de Sotillo de la Adrada (Ávila), situado a una altitud de 636 metros, al abrigo de los vientos del norte y en el nacimiento del valle del Tiétar, posee un microclima de carácter suave y benigno. Esta disposición geográfica favorece una gran riqueza de paisajes, alternándose los parajes de la Sierra de Gredos, con los propios de valles mediterráneos. Esta variedad es también reflejo de una flora en la que conviven especies de alta montaña, con otras propias de zonas costeras. Es precisamente esta diversidad la que origina una gastronomía caracterizada por la sabia mezcla de los elementos que produce una tierra tan variada.

Sotillo de la Adrada

Sotillo ofrece un casco urbano en el que conviven los espacios públicos amplios para el paseo y el descanso, con muestras puntuales de la arquitectura tradicional del Valle del Tiétar, con balconadas y fachadas que llamarán la atención del visitante.

Sotillo de la Adrada es además centro comercial y de ocio en el Valle del Tiétar. El carácter abierto de este municipio, a caballo entre las Comunidades de Madrid, Castilla la Mancha y Castilla y León tiene su expresión en sus festividades y celebraciones, momentos llenos de un sentimiento y tradición que Sotillo de la Adrada sabe transmitir a los numerosos visitantes que a lo largo del año se dejan seducir por este rincón a caballo entre valle y montaña, entre tradición y futuro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.